La obra social del ministerio Hosanna se inspira en la Iglesia apostólica, la cual, desde sus inicios, enseñó la importancia de ayudar materialmente al necesitado. Aunque como ministerio estamos envueltos en multiples actividades, la mayoría de índole espiritual, no queremos olvidar, de ninguna manera, a los más necesitados. Dios nos ha llamado a ser “sus manos”, actuando con buenas obras hacia los demás. Para cumplir este propósito, estamos trabajando en distintos proyectos que nos ayudan a ser parte de la solución, que esperan aquellos que no tienen los suficiente recursos económicos para desarrollar una vida digna.

Entre los proyectos de obra social en los que estamos involucrados, participamos, desde hace bastantes años ya, en la educación de niños y niñas, por medio del mantenimiento del profesorado de un colegio en uno de los barrios marginales de la capital de Nicaragua. Gracias a ello, muchos de ellos han conseguido ser sacados de las calles para ser escolarizados. Por medio de este tipo de proyectos, conseguimos, no únicamente librarles de todos los peligros que acechan sus vidas, sino que, además, proporcionarles una mayor esperanza de futuro.

El Ministerio Hosanna también colabora estrechamente con COMPASSION; una asociación internacional dedicada, principalmente, al desarrollo integral de la infancia. En la actualidad, por medio de Compassion, más de dos millones de niños alrededor del mundo reciben alimentación, ropa y educación. El apóstol Henry Svensson es presidente nacional de esta organización benéfica.